Horario Santuario Fase 1

Estos son los horarios del Santuario a partir del lunes 11 de mayo.

Reanudamos las Eucaristías, aunque recordamos que la Conferencia Episcopal Española ha renovado la dispensa del precepto dominical para evitar que las personas más vulnerables ante el virus se mantengan en sus domicilios.
horario fase1

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (13)

13-BadalonaFLOR: Ruega con toda confianza a María: "Muéstranos a Jesús".

"Muéstranos a Jesús".
Los pintores, los escultores nos presentan a la Virgen con el Niño Jesús en sus brazos. Ella nos lo muestra para que lo veamos, para que nos acerquemos a Él.
Una preciosa petición a la Virgen la encontramos en la Salve: "Muéstranos a Jesús". Esa es la función de todo apóstol, en cualquier tiempo de la historia: mostrar a Jesús, anunciarlo a todos como el Salvador del mundo.
La Virgen se convierte así en un perenne Apóstol de Jesús, porque lo muestra a todos y siempre. María es la Reina de los Apóstoles. Cuando los Pastores y los Magos llegaron a Belén, le pidieron a María: "Muéstranos a Jesús". Cualquier persona nos puede pedir también a nosotros: "Muéstrame a Jesús".

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (12)

12-MontillaFLOR: Reflexiona: ¿Cómo colaboras tú en el anuncio del Evangelio de Jesús?

Colaboradores.
Hay personas tan dominantes, que lo quieren hacer todo ellas solas. Por el contrario, admiramos a quienes saben dar responsabilidades a otros para buscar generosamente un bien mayor.
Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre, podía haber realizado todo Él solo. Sin embargo, escogió a su Madre como la mejor colaboradora; y después a sus Doce Apóstoles como sus mejores enviados para predicar el Evangelio.
A su Madre, Jesús la ha hecho Reina de los Apóstoles, de todos los que, a lo largo de la historia, han dedicado su vida a la extensión del Evangelio. Jesús cuenta también con cada uno de nosotros, para que, de mil formas, colaboremos en el anuncio del Evangelio.

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (11)

11-El-PlantioFLOR: Recuerda: Jesús, María y la Iglesia han de estar siempre unidos en tu vida.

Tres en uno.
"El que entrega su vida por amor, la gana para siempre". Así nos lo ha prometido Jesús: Él murió por amor y resucitó para dar la vida a todos los que la entregan por amor a Él y a los hermanos.
Jesús resucitado envió a sus Doce Apóstoles a predicar el Evangelio: "Id al mundo entero". Ellos salieron a los caminos del mundo a predicar. Al morir ellos, otros apóstoles continuaron la predicación.
Cuando un apóstol anuncia el Evangelio de Jesús, en nombre de la Iglesia, aparece siempre María, la Madre y Reina de los Apóstoles. Jesús, María y la Iglesia son como tres en uno: donde está uno de ellos, están los otros dos. Jesús resucitado es el que ya ha glorificado a María y un día glorificará a su Iglesia, a nosotros.

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (10)

10-SalamancaFLOR: Reza un avemaría por los cristianos que sufren persecución al ser fieles a Jesús.

Entrega total.
Todo tiene un precio y las cosas más valiosas lo tienen aún mayor. La vida de Jesús, el Apóstol, el Enviado de Dios Padre, ha sido lo más valioso; eso ha tenido un precio: dar la vida para salvar a todos.
Dios Padre envió a su Hijo como su Apóstol, su Enviado para predicar el Evangelio del amor, de la paz, de la justicia. Todo eso molestaba a los que no querían ni amor, ni paz, ni justicia. Para cerrar la boca a Jesús, lo mataron en la Cruz.
María, su Madre, estuvo al pie de la Cruz de Jesús y está al pie de la Cruz de tantos apóstoles que predican el Evangelio con peligro de su vida. Ella es la Reina y Madre de los apóstoles perseguidos. Es la Reina de los Mártires, que entregan su vida por Jesús y su Evangelio.

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (9)

9-CiudadelaFLOR: Da gracias a la Virgen, porque está siempre presente y activa en la Iglesia.

La mejor colaboradora.
Nadie es capaz de realizar una gran obra, si no tiene buenos colaboradores. Esa norma la siguió también Jesús, el Apóstol, el Enviado de Dios Padre. No quiso hacer Él solo todas las cosas.
La primera y mejor colaboradora que escogió fue su propia Madre. El Concilio Vaticano II afirma: "María se consagró totalmente a la Persona y a la Obra de su Hijo". Primero cuidó la Persona de Jesús en su crecimiento y maduración humana. Después se dedicó a la Obra de Jesús: su predicación del Evangelio, Muerte, Resurrección y expansión de la Iglesia.
En la Iglesia, los Doce Apóstoles y los demás apóstoles y misioneros, escogidos y enviados por Dios, sienten a María como Madre y Reina de los Apóstoles.