Mes de Mayo - Mes de Mª Auxiliadora

banermayo
HOY ES 24 DE ABRIL
María, la madre de la vida, la que vive la resurrección.

Santa María de la mañana de Pascua

Abril venía, lleno / todo de flores amarillas...;
sobre la tumba de la muerte / abría Dios sus manos amarillas.

Cada día tiene su mañana. Pero la mañana de Pascua fue especial. Aquella mañana María estaba llena de esperanza porque el fracaso o el éxito de su vida, de la de su Hijo, de toda la humanidad, dependía de un instante. Toda la historia había estado esperando aquel momento.
¡El momento de la Pascua!

Entonemos la canción de la alegría porque la Pascua es la demostración de que la vida es esencialmente intemporal, que lo nuestro con Dios va en serio, que no nos perdemos ni el tiempo ni en el espacio. El regalo de la Pascua es la esperanza que nos hace tener confianza en Dios, en el triunfo de la bondad y del amor... Porque "si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le ha resucitado, estás salvado" (Rom 10,9). Dice el Papa Francisco: "Hay cristianos cuya opción parece ser la de una cuaresma sin Pascua. Es verdad que la alegría no se vive del mismo modo en todas las etapas y circunstancias de la vida, a veces muy duras. Se adapta y se transforma, y siempre permanece al menos como un brote de luz que nace de la certeza personal de ser infinitamente amado, más allá de todo".

El poder de la resurrección ha de hacerse presente en nuestra vida cotidiana. Es tiempo para acoger la gracia de la Resurrección, para dejarse renovar por la misericordia de Dios: que la fuerza del amor transforme nuestra vida y cree cauces de misericordia, para que Dios, por nuestra implicación comprometida, pueda regar la tierra, custodiar la creación y hacer florecer la paz y la justicia. Y nuevamente apareces tú, María, madre de la vida, testigo de la resurrección, resucitada tú también a la vida para siempre.

Hoy tu bendición, María Auxiliadora, nos llena de la alegría y de la esperanza del Resucitado. ¡Ahora ya podemos vivir todos los días de nuestra vida porque, día y noche, brilla, intemporal y eterna, la luz de la Pascua! "Que la alegría de la resurrección nos levante de la soledad, la debilidad y la desesperanza y genere en nosotros la fuerza y la ilusión". Gracias, Madre, por alumbrar en nosotros este tiempo de Pascua.


Isidro Lozano

Mayo 2020

El 24 de abril es el pórtico de el gran mes
de nuestra Madre María Auxiliadora.

Este año será imposible pasearla por las calles, tampoco podremos realizar de modo tradicional la novena de nuestra Madre, pero procuraremos estar en contacto con todas las personas que la quieren y la aman.

Estad atentos porque de alguna manera
celebraremos su novena y fiesta.

auxiliadoraporta

evangelio-al-dia-2020

La Palabra del Señor exige tiempo para ser comprendida e interpretada, porque la misión a la que llama se va desvelando gradualmente. Este aserto engloba la fascinación por la aventura del descubrimiento de uno mismo y de Dios, da sentido a la actividad que realizamos y proporciona sabor a los encuentros y relaciones cotidianos. Pero este proceso necesita ayuda para iluminar la experiencia desde la fe, ahuyentar el riesgo de la dispersión y reconocer los signos a través de los que Dios nos habla. La fe "ve" haciendo camino, adentrándose sin miedo en el espacio abierto de la Palabra de Dios" (cf. Papa Francisco, Lumen fidei 9).

Leer más...

EL CARDENAL ARZOBISPO DE RABAT HABLÓ EN SALESIANOS

Mons. Cristóbal López Romero, cardenal arzobispo de Rabat, tuvo el 4 de noviembre por la tarde una charla en el cine salesianos de Vigo. Unas 300 personas siguieron su exposición; entre ellas, el Sr. Obispo de la Diócesis, D. Luis Quinteiro, junto con la comunidad salesiana y un grupo de sacerdotes diocesanos, religiosos y consagradas.

El Arzobispo de Rabat es uno de los 13 nuevos Cardenales creados por el Papa Francisco en el Consistorio del 5 de octubre pasado. Salesiano desde los 16 años, sacerdote desde hace 40 con ejercicio de su ministerio en distintos países: Paraguay, Bolivia, Marruecos, España. Obispo desde hace año y medio; cardenal desde hace un mes. Su biografía se podría resumir con esta expresión: "Mi casa es el mundo; mi familia, la humanidad".

Leer más...

consagracion

24 de mayo. María Auxiliadora da una paseo por las calles de Vigo.

Es una vecina más que hace 125 años decidió quedarse primero en el Arenal y, luego asentarse en el Santurio de la Ronda D. Bosco. Nuestra Madre corresponde así a las innumerables visitas que sus devotos le hacen durante todo el año, pero, de modo especial, cada 24 de mes. Su paso es acogido con muestras de cariño y fervor: en un punto, ya conocido, se alza un altar y se rocía de pétalos su carroza. Son muchos los detalles de fervor: balcones adornados con su imagen, pétalos lanzados desde los balcones a su paso.Vimos llorar de emoción, vimos a los niños lanzarle besos., vimos a enfermos acomodados en su ventanas llorando sus dolores.

Leer más...

consagracion

CONSAGRACIÓN DEL ALTAR DEL SANTUARIO DE MARÍA AUXILIADORA DE VIGO

El Obispo de la diócesis, D. Luis Quinteiro Fiuza presidió, en Vigo, la consagración del altar del santuario de María Auxiliadora, el día 21 de mayo de 2019, recordando que hace 75 años se había consagrado esta iglesia a la Virgen. Le acompañaron los sacerdotes de la comunidad salesiana, un destacado grupo del clero diocesano y multitud de fieles, congregados para este fin en primer día del triduo de la novena. "El altar que hemos consagrado hoy, representa a Cristo. Miradle a él; todo lo demás carece de importancia", afirmó el titular de la diócesis de Tui-Vigo.

"El 21 de mayo de 1944 se consagraba esta iglesia dedicada a María Auxiliadora; hoy, 75 años después, consagramos el altar de nuestra parroquia, de nuestro santuario de María Auxiliadora, que por ser de ella, es casa de todos sus hijos e hijas".

Con la procesión, desde el fondo de la Iglesia, de los presbíteros, diáconos y servidores del altar, cerrada y presidida por el Sr. Obispo, D. Luis Quinteiro Fiuza dio comienzo la celebración. El altar desnudo, en penumbra, lejos de lo habitual, no presagiaba lo que iba a ser una liturgia tan viva, intensa y luminosa.

Leer más...