Horario "Nueva normalidad"

horarios nuevanormalidad

Horarios Fase 3 COVID-19

Entramos en la Fase 3 y retomamos los horarios habituales en el Santuario, manteniendo las limitaciones de aforo y las medidas de protección.

horarios fase3web

24 de mayo en Fase 1

Fiesta de María Auxiliadora en Fase 1 de COVID-19.
La devoción a nuestra Madre puede con todo. Fervor, ganas de honrar a la Virgen y, a veces, paciencia para poder entrar en la iglesia.
Con las mascarillas y respetando el aforo, la jornada trascurrió con orden y los devotos pudieron cumplir con sus deseos: pedir a la Virgen protección y ayuda.
Gracias al grupo de acomodadores que regularon los espacios y colocaron al público.
24covid 124covid 324covid 4

Horarios Fase 2 COVID-19

Hemos pasado a la Fase 2, pero mantenemos los mismos horarios de misas y apertura del Santuario.
horarios fase2web

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (31)

31-Don-BoscoFLOR: Da gracias a la Virgen, porque es para nosotros Madre, Auxilio y Esperanza.

Reina de los nuevos apóstoles.
Miramos a los Doce Apóstoles con mucho respeto, pero ellos fueron personas como nosotros y tuvieron sus defectos, limitaciones y cobardías.
Lo importante no son ellos, sino Jesús, que los envió al mundo a predicar el Evangelio. En definitiva, es el mismo Jesús el que nos envía también a nosotros a predicar el Evangelio: con nuestras palabras y, especialmente, con nuestro ejemplo.
La Virgen, que fue Reina de los Doce Apóstoles, también es Reina y Auxiliadora de los nuevos apóstoles, que somos ahora nosotros. Ella, que estuvo a los pies de la Cruz de Jesús, está también junto a los apóstoles perseguidos por causa del Evangelio, siendo para ellos Madre, Auxilio, y Esperanza.

Mes de mayo - Mes de Mª Auxiliadora (30)

30-AlicanteFLOR: Reflexiona: ¿Llevas a otros la fe cristiana con un corazón materno?

Sentido materno.
El reloj de las madres tiene forma de corazón y carece de horas. Un funcionario sigue estrictamente su horario. Sin embargo, el horario de una madre lo marcan las necesidades de sus hijos, de día y de noche.
El Concilio Vaticano II afirma que la Virgen fue en su vida ejemplo de aquel amor maternal con que es necesario que estén animados los apóstoles, misioneros, sacerdotes, religiosos, religiosas y seglares, padres, madres, educadores.
En la Iglesia, nadie ha de ser un funcionario, sino un padre, un hermano; más aún, una madre, que desea ayudar a todos. La Virgen, que es Madre de la Iglesia, ha de infundir en el corazón de todo apóstol el amor, la ternura, la delicadeza de su corazón materno.